TDT

¿Qué es la TDT?

La Televisión Digital Terrestre (TDT) es una nueva tecnología para difundir señales de televisión que próximamente sustituirá por completo la televisión analógica convencional. Así pues, durante los próximos años se desarrollará un plan de transición progresivo hacia la tecnología digital que culminará el 3 de abril de 2010 con el cese de las emisiones en analógico.

En TDT, las transmisiones de imagen y sonido se realizan en tecnología digital, lo que permite un incremento del número de canales de televisión, una mejor calidad y la posibilidad de incorporar servicios interactivos que otorgan a los espectadores la capacidad de constituirse como un elemento activo dentro del mundo audiovisual.

Antenización

Actualmente, ya existe una amplia oferta de canales y servicios de TDT con más de 20 canales de carácter nacional, y otros muchos autonómicos y locales, que se ampliará progresivamente con nuevos canales, hasta completar la oferta de TDT tras el apagado analógico.

Para recibir la TDT, únicamente hay que seguir tres sencillos pasos: comprobar si estamos en zona de cobertura, adaptar nuestra instalación de antena colectiva en aquellos casos que se requiera y disponer de un sintonizador de TDT.

La Televisión Digital Terrestre representa la televisión del futuro y sus beneficios ya están disponibles, por lo tanto es conveniente adaptarse lo más rápido para poder beneficiarse de las ventajas que aporta.

Comparativa de la TDT con otros medios de transmisión

La Televisión Digital Terrestre (TDT) se transmite por el aire al igual que la televisión convencional. A continuación, se identifican los principales aspectos que permiten comparar los diferentes medios de transmisión de Televisión:

¿Cómo funciona?

En la Televisión Digital Terrestre, el sonido y las imágenes de los radiodifusores se digitalizan y convierten en bits de información que posteriormente se transmiten a través del aire desde los centros emisores. Esta señal se recibe desde las antenas de nuestras viviendas para finalmente ser convertida de nuevo en sonido e imágenes por los sintonizadores TDT (descodificadores o televisores integrados) que debemos instalar en nuestras casas. En la siguiente figura se muestra un esquema de los principales procesos que se siguen para que se pueda disfrutar de los contenidos de la TDT:

1. Producción: producción y post-producción de los contenidos audiovisuales.
2. Radiodifusión: empaquetado y emisión de los programas por los radiodifusores.
3. Gestión del MUX: combinación de los programas y servicios digitales en un canal múltiple.
4. Transmisión: distribución y difusión de la señal de TDT por el Operador de red.
5. Recepción: recepción de la señal a través de las antenas de viviendas individuales o colectivas.
6. Descodificación: descodificación de la señal y presentación de los contenidos en el televisión.
7. Interactividad: canal de retorno para la gestión de la interactividad.

Más canales de televisión
La digitalización de la televisión permite usar de forma más eficiente el espectro radioeléctrico, incrementando el número de canales disponibles. El resultado más visible para los espectadores es un incremento en la oferta del número de canales. Por eso, en la mayoría de las zonas del visionado actual de 6 a 8 canales de televisión se ha pasado a alrededor de 30 canales.

Mejor calidad
La transmisión digital elimina ruidos, interferencias y doble imagen. Es decir, la TDT se recibe con mayor calidad de imagen, eliminando el efecto niebla o doble imagen de nuestros televisores. Asimismo, se pueden ofrecer contenidos con formato de imagen panorámico (16/9) ya aceptados en muchos de los nuevos televisores del mercado, múltiples subtítulos y una mejor calidad de sonido (parecida a la que proporciona un CD), con efectos surround multicanal y multilingüe. Los espectadores podrán disfrutar de la espectacularidad del cine o eventos deportivos en calidad DVD a través de la señal de la antena.

Nuevos servicios
La digitalización de la señal y el mejor aprovechamiento del ancho de banda permite que las televisiones ofrezcan nuevas funcionalidades que van más allá de los simples contenidos audiovisuales y que refuerzan la experiencia del telespectador. Estos servicios avanzados son: la guía electrónica de programas (EPG, Guía electrónica de programación ), el teletexto digital con un entorno mucho más visual y amigable, servicios interactivos (juegos, votaciones, chats, etc), emisión de canales de radio a través de la televisión, posibilidad en un futuro de acceder a contenidos premium mediante la modalidad de pago por visión, visión multicámara en eventos deportivos, acceso a Internet, etc. De esta forma los telespectadores dejan de ser un elemento pasivo de la televisión para convertirse en parte activa de la misma.

Recepción móvil y portátil
Las emisiones de televisión digital terrestre, a diferencia de otros sistemas de televisión digital (como satélite o cable), permiten la recepción portátil y móvil. La televisión digital puede ser recibida, siempre que esté situado dentro de la zona de cobertura, por un aparato de televisión con una simple antena telescópica (similar a la de una radio), esta recepción puede ser tanto estática como en movimiento (como, por ejemplo, en medios de transporte tales como un autobús, un tren o incluso coches particulares). Además, existe la posibilidad de que en un formato modificado de la TDT se permita ver sus contenidos a través de PDAs, teléfonos móviles, videoconsolas portátiles, etc.

Y todo esto es gratuito
La TDT sustituye a la televisión convencional analógica y, al igual que ésta, es totalmente gratuita para el telespectador. Todos los contenidos actuales se emiten en abierto, no se necesita cuota de inscripción o pago alguno.